Somos una empresa familiar dominicana, con raíces en el siglo XIX cubano, establecida en la zona rural de Santo Domingo, donde nos dedicamos con rigor, placer, devoción y exquisitez, a continuar el legado y la tradición de nuestra familia, de producir Grandes Rones, de gran envergadura y calidad, que enriquecen, complacen y deleitan al exclusivo mundo de conocedores de la gran bebida.

Poseemos un diverso portafolio que contempla rones tradicionales de estilo cubano y dominicano, así como también rones de malta, considerados únicos y de gran distinción y categoría.

Dentro de cada estilo de ron trabajamos tanto rones pesados, como robustos y ligeros, ofreciendo una amplia gama de productos, sabores y aromas a los amantes del ron.

Producir los mejores rones del mundo y garantizar su calidad, su clase, su madurez, su consistencia, y su diversidad.

Ofrecer precios justos correspondientes a cada categoría de ron, cumpliendo las expectativas de nuestros clientes, para así satisfacer la demanda y los gustos de lo más exigentes.

Sostener nuestro legado como una empresa familiar, al mismo tiempo que nos conservamos como empresa independiente.

Ser internacionalmente reconocidos por producir los rones de mayor calidad y excelencia del mundo y hacer que nuestros rones tengan presencia en todos los países antes del final de la década. 

Ampliar y mantener un diverso portafolio de rones de alta gama, que excedan las expectativas de los connoisseurs del mundo y lograr que nuestras marcas compitan exitosamente, entre las más reconocidas en el mercado internacional de los espirituosos más renombrados.

Ser un buen lugar para trabajar, donde el personal se sienta inspirado a hacer lo mejor y en consecuencia sea compensado por ello. 

Valorar las personas, preferir el trabajo artesanal al automatizado, sin comprometer el servicio, la eficiencia y la calidad. 

Tener la mente Abierta, no tener miedo al cambio, estar abiertos a los tiempos y a escuchar opciones antes de comprometernos a un curso de acción. Trabajar en equipo, fomentar y aprovechar la sabiduría colectiva, como equipo comprometido con la calidad, la clase y la diversidad. 

Querer bienestar colectivo, trabajar para incrementar el valor empresarial a largo plazo para los accionistas, y garantizar y mejorar el progreso y el bienestar de todos los empleados de la empresa.